NIÑOS, ES HORA DE IR A DORMIR

¡Niños, es hora de ir a la cama!

Muchas veces los niños tienen problemas cuando llega la hora de ir a dormir.

Muchos de estos problemas son una falta de buenos hábitos que tienen fácil solución y que pueden ayudar en el bienestar de los más pequeños y de los adultos.

Para muchos padres y madres la hora de ir a dormir acostumbra a ser una de las más temidas del día.

El patrón del sueño va cambiando a lo largo del desarrolo, por eso no duerme igual un bebé de un mes que el de un año o que el de cinco.

Una de las cosas importantes para que el niño duerma correctamente es saber cuáles son los hábitos que debe seguir en función de la edad.

Número de horas y distribución que debe dormir un niño para tener un buen descanso:

  • 1 mes: 16/20 horas (5/6 veces por día)
  • 3 meses: 15 horas (4/ 5 veces por día)
  • 6 meses: 14 horas (2/3 veces por día)
  • 1 año: 13 horas (1/2 veces por día)
  • 3 años: 12 horas 1/2 vegades/dia)
  • 5 años: 11 horas (1 vez al día)
  • 10 años: 10 horas (1 vez al día)

Es muy frecuente que la mayoría de niños padezcan alguna dificultad para dormir a lo largo de su infancia, que varía según la edad.

Psicólogos y pediatras coinciden diciendo que hay dos tipos de trastornos: las parasomnias, que engloban terrores nocturnos y pesadillas, y las disomnias que hacen referencia a la calidad y la duración del sueño.

En el primer año de vida el problema es que el bebé no duerme por las noches.

El segundo año, el niño/a no quiere irse a dormir y por la noche aparecen las pesadillas.

De los 3 a los 5-6 años aumentan el número de problemas relacionados con el sueño: se niegan a dormir, tienen dificultades para conciliar el sueño, se despiertan a media noche con pesadillas…

Como consecuencia también se altera el sueño de los padres.

Todo ello acostumbra a ser muy alarmante y se refleja en las actividades diurnas de los peques y los padres.

En el caso de los hijos se puede percibir cansancio y bajo rendimiento escolar, ansiedad a la hora de ir a dormir…

Para evitarlo tenemos que ser los adultos los que nos adaptemos a los horarios de los pequeños, y no a la inversa.

Los niños deben tener unos horarios regulares y debemos vigilar la hora de ir a dormir para que puedan dormir las horas que les toca en función a su edad.

Desgraciadamente os podéis encontrar que, a veces, esto no es suficiente.

Sé que es dificil, pero tenéis que descubrir qué hay detrás de esta dificultad. Normalmente son miedos: intentad encontrarlos y desmentirlos.

Os animo a que expongáis las dificultades que os encontráis cuando vuestros hijos tienen que ir a dormir en el muro de Facebook: https://www.facebook.com/sortirambnens.

Cristina Jiménez Aguilera, Núm. colegiada 18734

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

C/Bruc, 52. (Igualada)
E-mail:
arrels.centredesalut@gmail.com

Más información