La recogida selectiva en casa: fácil y necesaria

Seguro que nuestros hijos tienen más conciencia de que los adultos sobre la necesidad de reciclar: sólo hay que tener en cuenta que actualmente este es un tema tratado en las escuelas y en el caso de los padres ni habíamos oído hablar cuando éramos pequeños.

Pero los niños y niñas, a parte de las palabras de los profesores, adquieren hábitos en función de lo que ven hacer en casa. Los padres somos un modelo de comportamiento para nuestros hijos y, aunque a veces no seamos del todo conscientes, lo que pasa día a día dentro de casa es lo que luego reproducirán ellos en su cotidianidad.

En el tema del reciclaje debemos ser un ejemplo a seguir: seleccionar los desechos es un acto de responsabilidad para no dañar el medio ambiente.

La recogida selectiva ha ido aumentando en los últimos años en los hogares catalanes. La población va tomando conciencia de la problemática medioambiental pero todavía queda un largo camino por recorrer en cuanto a los hábitos. Esperamos que las nuevas generaciones tengan el reciclaje como algo habitual y normalizado.

Para poder hacer correctamente la recogida selectiva, cada cosa tiene que ir a su contenedor.

 

PAPEL Y CARTÓN

Los desechos de papel y cartón deben tirarse a los contenedores de color AZUL.

Qué podemos tirar: periódicos y revistas, cajas de cartón (juntas), envases de papel (si son de alimentos, que no tengan envoltorios de aluminio), papeles de envolver regalos, hojas de papel y libretas (evitando las grapas, clips, espirales …), sobres y la publicidad impresa, rollos de papel higiénico y de cocina…

Qué NO debemos tirar: papel carbón, papel plastificado, servilletas y papel de cocina usados (estos irían con la materia orgánica), papeles sucios, fotografías

La recogida selectiva de papel y cartón posibilita su reciclaje, suponiendo un ahorro de energía, de materias primas y de consumo de agua (necesario para la creación de papel partiendo de pasta virgen). Con el papel reciclado se podrán hacer nuevas cajas y papel de embalaje, así como objetos de papelería, revistas, periódicos, libros, papel higiénico… Sin tener que malgastar materia prima.

ENVASES Y PLÁSTICOS

Los desechos de envases y plásticos deben tirarse a los contenedores de color AMARILLO.

Qué podemos tirar: botellas de plástico y garrafas (sin líquidos), envases de plástico de yogures, cartones de leche, zumos .. (sin líquidos), latas de conservas (hierro y aluminio) y de refrescos, tapas de botes (de metal o plástico), sprays de productos no tóxicos vacíos, papel de plata, bandejas de porexpan…

Qué NO debemos tirar: sprays llenos, puedes metálicos de pinturas o productos químicos, neumáticos, pequeños electrodomésticos y productos de informática que contienen tinta (estos deberán ir al centro de recogida). Plásticos y envoltorios sucios.

En la recogida selectiva de los envases y plásticos es destacable la importancia de reciclar el aluminio, evitando así su incineración que produce emisiones de metales pesados muy contaminantes. Con el material reciclado procedente de los envases y plásticos (incluyendo latas de aluminio y hierro) se fabrican bolsas y envases de plástico de todo tipo, carpetas, papeleras, mobiliario urbano, materiales de construcción...

VIDRIO

Los desechos de vidrio deben tirarse a los contenedores de color VERDE.

Qué podemos tirar: botellas y frascos de vidrio vacíos y sin tapones o tapas, botes de conservas vacíos (mermeladas, salsas…), vasos y copas de vidrio, jarras, ceniceros, vidrio roto…

Qué NO debemos tirar: los tapones de las botellas y los botes, bombillas, fluorescentes, cerámica, los botes vacíos que hayan contenido medicamentos, espejos o vidrio armado (con pequeños alambres interiores). El vidrio de ventanas, espejos, etc, se recoge en los puntos limpios para poder hacer un correcto reciclaje.

El proceso de reciclaje del vidrio es relativamente fácil y mantiene al 100% sus cualidades. La recogida selectiva de vidrio posibilita su reciclaje, suponiendo un ahorro importante de materia prima y de petróleo, y disminuye la contaminación atmosférica y la de las aguas. Con el vidrio reciclado se vuelven a hacer botellas, botes, vasos y otros objetos.

FRACCIÓN ORGÁNICA

Los desechos orgánicos se deben tirar los contenedores con la tapa de color MARRÓN (muchas veces compartidos con los GRISES de Restos Domésticos).

Qué podemos tirar: Restos de verdura y fruta, carne (y hueso), pescado (y espinas), cáscaras de huevo, mariscos y moluscos, cáscaras de frutos secos, restos de pan, comida sólida en mal estado, marrón de café o de infusiones, papel de cocina o servilletas de papel usadas, tapones de corcho, poda pequeña (de flores y plantas) y césped cortado, ramos de flores marchitos y flores secas, serrín madera natural, cerillas, excrementos de animales domésticos…

De la fracción orgánica se obtiene abono para la agricultura y la jardinería, y se utiliza para generar gas.

RESTOS DOMÉSTICOS/RECHAZO

Los restos domésticos deben tirarse en los contenedores GRISES.

Qué podemos tirar: Todo lo que no se pueda reciclar: polvo de barrer y aspirar, cenizas, colillas de cigarrillo, compresas y pañales, papel transparente, algodón, bolígrafos, lápices usados

DESECHERÍA O PUNTOS LIMPIOS

Qué podemos tirar: Todos los desechos que no podemos tirar a los contenedores mencionados anteriormente, residuos voluminosos y materiales reutilizables (que no necesitan proceso de reciclaje para poder seguir siendo utilizados): Botellas de cava, ropa, zapatos, pequeños electrodomésticos y aparatos de informática (ordenadores, impresoras, televisores, radios, microondas, cables eléctricos …), tóners y cartuchos de informática, sartenes, cacerolas, etc, cartones de grandes dimensiones, chatarra y metales diversos (aluminio, acero inoxidable, plomo, latón…) , aceite de cocina y aceites de coche, moto…, radiografías, aerosoles, pesticidas, pilas y termómetros, fluorescentes y bombillas, pinturas, pegamentos, barnices, disolventes … envases de productos de limpieza,, cosméticos, electrodomésticos, trastos y muebles, neumáticos de bicicleta, baterías de coche, porexpan limpio, restos de poda y jardinería, maderas pequeñas, escombros y vidrio plano (ventanas, espejos…).

Qué NO debemos tirar: Residuos industriales especiales (tóxicos y peligrosos), residuos sanitarios, residuos especiales.

MÉS INFORMACIÓ

Más información

SEAMOS CÍVICOS

  • Nunca debemos abandonar los desechos junto a los contenedores (siempre debemos evocar ello dentro), pero con más énfasis en el tema del vidrio y envases, ya que puede ser peligroso y alguien puede hacerse daño.
  • El vidrio se debe tirar antes de las once de la noche (23 h) para evitar el ruido en horas de descanso.

WEBS DE INTERÉS

  • http://aquireciclem.cat/
  • Este blog tiene como objetivo promover la separación selectiva de los desechos entre la población, demostrando que con poco esfuerzo y un poco de imaginación es posible hacerlo. La participación ciudadana en el bloque es notoria: los participantes explican cómo se las arreglan para reciclar, enviado fotos y vídeos y consejos prácticos o logísticos.
  • Gran parte de la información de este artículo se ha extraído de las siguientes páginas web:
Agència de Residus de Catalunya:
Ajuntament de Barcelona:

PRODUCTOS DE ESPECIAL INTERÉS

PILAS
  • Las pilas contienen metales pesados como el mercurio, el cadmio o el plomo, que son potencialmente peligrosos para la salud y el medio ambiente. Si las vertemos al medio, el agua de lluvia arrastra los metales hacia los cursos subterráneos de agua y, que después pasan hacia los ríos y el mar, afectando a los seres vivos. Si se queman, estos metales se pueden vaporizar y dispersar por el aire (y cuando llueve, son arrastrados hacia el suelo).
  • Qué Podemos tirar: Las pilas gastadas se pueden tirar a los contenedores para pilas que hay en los puntos de recogida (tiendas de venta de aparatos eléctricos, de juguetes, de fotografía, relojería, joyería, etc.) y también en los puntos limpios.
MEDICAMENTOS
  • En casa, sin darnos cuenta, generamos muchos residuos de medicamentos que no se pueden lanzar a la basura común, porque necesitan una recogida selectiva y un tratamiento específico (recogida, clasificación y tratamiento, según tipología y composición). Por eso es bueno revisar nuestra botiquín de forma habitual para sacar los medicamentos caducados o que ya no usaremos.
  • Qué Podemos tirar: Medicamentos que nos han sobrado o que han caducado, o simplemente sus envases, vacíos o no, se deben tirar en los contenedores que se encuentran en las farmacias adheridas a la recogida selectiva y los Centros de Atención Primaria .