OBESIDAD INFANTIL

Consejos para aprender a comer mejor

La incidencia de sobrepeso y obesidad infantil en la última década está aumentando de una manera alarmante. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una alarma mundial al ver que casi 20 millones de niños y niñas menores de 12 años de todo el mundo sufren sobrepeso.

Estos datos dan miedo, ya que el sobrepeso en los niños y niñas puede afectar seriamente a su salud a corto, medio y largo plazo.

Un estudio hecho a más de 10.000 escolares de Castelldefels (Barcelona), Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), San Juan de Aznalfarache (Sevilla) y los municipios madrileños de Aranjuez y Villanueva de la Cañada,constata que el 22,3% de los niños españoles entre 3 y 12 años sufren obesidad o sobrepeso. Y, además, este es un problema que cada vez aparece en edades más tempranas y afecta principalmente a los niños de entre 6 y 10 años.

Los datos de este estudio exponen que el 10,4% de los niños españoles sufren obesidad y que cerca de un 12% tiene un exceso importante de peso. Los datos indican que el sobrepeso infantil continúa siendo uno de los principales problemas de salud de la población infantil.

Los niños con sobrepeso se encuentran en una situación de riesgo ya que pueden sufrir enfermedades como la diabetes, hipertensión, problemas de corazón, problemas ortopédicos de pies y columna vertebral, depresión, trastornos psicológicos, etc, y todo eso afecta a su calidad de vida y representa una grave amenaza para ellos de cara al futuro.

El grupo que más preocupa es el de niños y niñas de 3 a 5 años, ya que es en esta edad cuando el período de crecimiento es más fuerte y cuando se crean los hábitos alimentarios. Un niño que desde pequeño es obeso tiene un 70% más de posibilidades de ser obeso cuando sea mayor.

En el estudio se refleja que las dietas infantiles tienen un alto contenido en grasas, sal y azúcar. Ayudar a los niños y a las familias para evitar la obesidad es posible con el programa que han puesto en marcha Thao-Salut Infantil, con la colaboración de la Fundación Española de Nutrición, para prevenir la obesidad entre los más jóvenes.

El objetivo principal es reducir la obesidad infantil y ayudar a las familias y a los niños para que cambien su estilo de vida y sus hábitos alimentarios.

Se aplica a través de los ayuntamientos de 30 municipios de España (en Catalunya se hará en 10 municipios) con las pautas dadas por los médicos adscritos al proyecto. El proyecto consiste en medir en la escuelas el peso, la altura y el índice de masa corporal de los 65.000 escolares seleccionados. Se llevará a cabo durante cinco años y con los datos que se consigan los ayuntamientos harán programas dirigidos a los cocineros/cocineras de las escuelas, a las familias de los alumnos, a los restaurantes de la localidad y a los propios niños y niñas.

¿Qué se intenta?

  • Hacer que se beba más agua y menos azúcares envasados.
  • Comer más fruta y verdura y comer en casa con productos naturales.
  • Dar orientaciones para cocinar de manera sana.

Ya hace tiempo que el estilo de vida de las familias y los niños ha variado debido a diferentes factores que hacen que aumente la obesidad y el sobrepeso infantil. Algunos de estos aspectos son:

  • La actividad física infantil se ha reducido y ha aumentado el sedentarismo al sustituir el ejercicio por la televisión o los juegos de ordenador.
  • La manera de alimentarse ha variado radicalmente. Comidas más hipercalóricas, menos equilibradas, poco sanas, presencia de mucha comida pre-cocinada, demasiada sal, bollería industrial y demasiadas bebidas azucaradas.

Está en manos de las familias que se reduzca el sobrepeso y la obesidad infantil.

MÉS INFORMACIÓ

Más información

¿Qué es la obesidad?

  • La obesidad es la acumulación excesiva de grasa corporal y se puede detectar por el aumento del peso corporal.
  • Cuando se supera el 10% del peso ideal, según la edad, la talla y el sexo se considera sobrepeso. En cambio, cuando se supera el 20% ya hablaríamos de obesidad.
  • Para calcular el peso ideal de tu hijo lo más fiable es el IMC (Índice de Masa Corporal), que tiene en cuenta el peso y la altura. Para calcularlo se tiene que dividir el peso del niño en kg por su altura al cuadrado.

¿Qué podemos hacer?

  • Es importante hablar con el médico para mejorar los hábitos alimentarios.
  • Modificar el estilo de vida familiar y de los niños.
  • Beber agua en todas las comidas.
  • Reducir el consumo de zumos preparados.
  • Comer fruta y verdura.
  • Preparar comidas caseras más saludables, equilibradas y variadas (dieta mediterránea).
  • Introducir en la dieta alimentos ricos en fibra (verduras y fruta), carne, pescado, legumbres, queso, aceite de oliva...
  • Evitar fritos.
  • Disminuir las grasas, la sal y el azúcar. Evitemos dar premios a nuestros hijos como caramelos o dulces.
  • Promover la actividad física y evitar el sedentarismo. Caminar más.
  • Controlar las horas de televisión y de juegos de ordenador. Apagar la TV durante las comidas.
  • Estipular horarios para comer.