MEDIDOR PARA NIÑOS

¡Como crecen cuando son pequeños!

Hacemos un medidor para niños. Si queremos ser conscientes de cómo crecen los más pequeños de la casa, podemos hacer un medidor de lo más divertido y decorativo.

Lo primero que necesitaremos es un trozo largo de tela y un peluche de nuestros hijos con el que ya no jueguen.

Cortamos el trozo de telsa de manera que nos quede una pieza tan larga como queramos y de unos cuatro o cinco dedos de ancho.

Tomamos el peluche y le cortamos la cabeza y las extremidades. Vaciamos un poco el relleno que lleva dentro para que los extremos queden más manejables para coserlos a la tela.

Cosemos la cabeza en el extremo superior de la pieza de ropa. Hacemos lo mismo con los brazos (una a cada lado) y seguidamente con los pies, en la parte más inferior.

Tomamos la cinta de velcro y la pegamos con pegamento a la prenda.

Guardamos un trozo pequeño de velcro para pegarlo en una pequeña bola (si tenemos más de un niño tenemos que hacer tantas bolas como niños, y cada una de un color diferente)

Con una regla vamos marcando tramos de 1 cm. cada uno.

Cada 10 cm. hacemos una raya más marcada.

Ya podemos colgar el medidor en la pared de la habitación.

Tenemos que ponerlo a la altura correspondiente de manera que las medidas que hemos marcado coincidan con la distancia que hay hasta el suelo.

Y ya se pueden descalzar y ponerse bien rectos delante del medidor.

Pegad la bola y así quedará fijada la altura … hasta la siguiente vez.

Ya veréis como crecen.

 

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Manualidades para hacer con niños

Más información

¿Qué necesitamos?

  • Un peluche viejo
  • Un trozo de tela
  • Tijeras
  •  Hilo y aguja
  • Rotulador
  • Una cinta de velcro
  • Pegamento
  • Una bola de algodón