En vez de un jersey… ¡Con lana podemos hacer una mascota!

¿Sabíais que con un par de ovillos de lana podemos hacer un pulpo?

Pues es muy fácil y necesitaremos muy poca cosa…

Cogemos los ovillos y hacemos tiras de hilos de lana de unos 3 o 4 palmos (procurando que queden todos iguales).

Cogemos los hilos por un extremo y los atamos con una goma elástica.

Le damos la vuelta de manera que nos quede la goma abajo y todos los hilos por encima (como si fuera un surtidor) y hacemos que los hilos cuelguen de todos lados, tapando el trozo de la goma.

Ahora, como si le hiciéramos una coleta a los cabellos, volvemos a poner una goma arriba. Veremos que nos ha quedado como una bola en un extremo: esta será la cabeza de nuestro personaje.

Para que quede la cabeza más grande, podemos repetir la operación, girando la lana para que nos quede más abajo y todos los hilos cuelguen por los lados. Volvemos a poner una goma arriba.

Lo extendemos sobre la mesa y hacemos particiones de la lana que cuelga: estas serán las patas de nuestro pulpo de lana.

Podemos hacer tantas patas como queramos, siempre y cuando nos queden con suficiente hilo.

Cogemos la lana de cada pata y hacemos trenzas (el final de cada trenza la podemos atar con la propia lana de las patas).

¡Ya tenemos nuestro pulpo! Ahora sólo nos queda ponerle ojos (y, si quieremos, boca). Dibujamos en un papel los ojos y la boca y lo recortamos. Con un poco de pegamento lo enganchamos en la cara… ¡Y ya está!

pop de llana

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Más información

¿Qué necesitamos?

  • 2 ovillos de lana
  • Gomas elásticas

...