HACEMOS UN RAMO DE FLORES DIFERENTE

¡Dando vida a alambres y a bolitas de colores!

Ante un ramo de flores natural no hay nada comparable… Pero también podemos hacer uno muy distinto, original y vistoso… Y dar vida a elementos que, de por sí, no tienen mucho.

¡Y ya veréis qué ramo más duradero que tendréis para decorar cualquier rincón de casa!

Con muy poco podremos hacer un ramo de lo más decorativo.

Cogemos el alambre y cortamos trozos largos que, después, doblaremos por la mitad. Enrollad entre sí mismos cada uno de los trozos, de esta manera quedará más decorativo y con más consistencia.

Una vez enrollado, colocamos una bolita de collar al final y hacemos una especie de espiral, de modo que la bolita quede en medio.

Poder hacer tantas como queramos y, con imaginación, podemos hacer los variaciones y formas que más nos inspiren.

Una vez que tengamos todas las espirales a punto, vamos uniéndolas por las “tallos”, enrollando todas entre sí.

Acabamos de dar forma al ramo (unos últimos retoques, ya que el alambre delgado es muy manejable) y ya se puede colocar en un jarrón (que tenga la boca estrecha).

Este ramo no necesita ni ser regado ni que le dé el sol… Por lo tanto podemos ponerlo en el rincón de la casa que más nos guste.

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Un ramo de flores muy diferente...

Más información

¿Qué necesitamos?

  •  Bolitas para hacer collares
  • Alambre delgado (si es posible el que está forrado)
  • Unos alicates pequeños