BARCOS DE CÁSCARA

Batalla naval con las cáscaras de las nueces

A los adultos nos gusta mucho hacer sobremesa después de comer. Y mientras disfrutamos de este momento los peques se aburren y empiezan a tener ganas de jugar.

Si hemos comido frutos secos, y entre ellos nueces, podemos aprovechar las cáscaras y montar una batalla naval en medio de la mesa. Veréis como los pequeños se entretienen con un simple juego que hará volar su imaginación.

Cuando nos comamos las nueces intentemos que se rompan justo por la mitad.

Cogemos las cáscaras y las limpiamos por dentro.

Con los papeles recortamos formas de velas, dejando el margen ancho para enrollarlo al palillo.

Dejad que sean los niños los que pinten las banderas: imaginándose los colores de la bandera de su país imaginario o haciendo banderas piratas como si estuvieran en el Caribe.

Con las banderas ya pintadas las enrollamos por un lado con el palillo y lo enganchamos en la base interior de las nueces con la ayuda de pegamento instantáneo.

Y ya podemos empezar la aventura por los mares del sur donde marineros, piratas y corsarios se convertirán en los protagonistas de la sobremesa.

MÉS INFORMACIÓ

Más información

¿Qué necesitamos?

  • Las cáscaras de las nueces que nos hayamos comido
  • Palillos, papeles, colores y pegamento para las velas