25 de diciembre: ¡Navidad!

La celebración de Navidad es, seguro, la más familiar de todas las fiestas.

Las familias se reúnen alrededor de la mesa para disfrutar de una de las comidas más largas del año…

La tradición marca lo que se tiene que comer: escudella y cocido, caldo con los galets más grandes que podamos encontrar, pollo relleno (o cualquier ave) y de postre turrones, neules y otros dulces.

Es una celebración que se acostumbra a hacer en familia, reuniendo varias generaciones, y donde la música tiene un papel muy importante: ¡los villancicos!

Los más pequeños tienen que recitar el poema de Navidad al final de la comida o la cena. Si lo hacen bien seguro que los adultos les darán una paga bien merecida…

Poema de Navidad:

En realidad no hay ningún poema de Navidad concreto que sea “obligado” y se recompensa cualquier verso que se quiera recitar.

Hay muchas escuelas que los días previos a las vacaciones de Navidad hacen que los niños y niñas practiquen poemas o versos relacionados con la temática navideña.

Orígenes de la festividad:

Antiguamente, durante estas fechas, se celebraban varias festividades de orígen pagano para festejar el Solsticio de Invierno. El día 21 de diciembre es el día más corto del año y presenta la noche más larga: se inicia la estación de invierno.

Pero en el marco del Cristianismo las fiestas de Navidad significan la celebración del nacimiento de Jesús. El día concreto es el 25 de diciembre.

MANUALIDADES DE NAVIDAD

EL ÁRBOL DE NAVIDAD

EL PESEBRE

PAPÁ NOEL

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page