ACEITE DE CALÉNDULA

¡Aceite de caléndula para hidratar y proteger la piel!

La caléndula por sus efectos calmantes sobre la piel irritada y aceite de almendras destaca por sus propiedades hidratantes.

La combinación de dos productos puede ser excelente para hidratar y proteger la piel de niños y niñas.

Y también es un remedio muy bueno para tratar problemas de la piel cuando hay picor e irritación, como por ejemplo la piel atópica, las rozaduras y las irritaciones provocadas por el sol.

Para preparar aceite de caléndula (Calendula Officinalis) utilizaremos únicamente las flores de esta planta, preferentemente secas, y las iremos introduciendo en un envase de cristal. Lo altenraremos con un puñado de flores de caléndula y un chorrito de aceite de almendras, y así sucesivamente hasta llegar hasta arriba del recipiente.

Cerraremos el envase y lo dejaremos 30 días en un lugar donde haya cambios de temperatura entre el día y la noche (una ventana, un balcón).  Es importante que durante el día no le toque directamente la luz del sol.

Pasado este tiempo, colaremos el aceite y lo guardaremos en un envase preferiblemente de color opaco. Así lo tendremos preparado para utilizarlo cuando sea conveniente en momentos concretos, como hidratante después del baño diario.

Guardar

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Más información

CONSULTAD LA WEB

http://www.manantial-salud.com/

Guardar