ESPORAS DE LICOPODIO

Para calmar las irritaciones de la piel

El Licopodio (Licopodium clavatum) es un helecho que crece en las zonas frías y húmedas del norte de Rusia. Su parte útil más utilizada son las esporas que se presentan en forma de un polvo finísimo. Tiene un color amarillo pálido similar al azufre mineral y es por este motivo que se la conoce popularmente como “azufre vegetal”.

Su principal característica es la capacidad que tiene de repeler de agua: trescientas veces más que el talco mineral. Gracias a esta característica se pueden tratar con éxito las irritaciones que aparecen en la piel de los bebés, niños y adultos en las zonas de alta sudoración: bajo las axilas, detrás de las rodillas, los pliegues de los brazos, el cuello y las ingles. Se puede comprobar poniendo el licopodio en un vaso. Si introducimos el dedo veremos que cuando lo saquemos estará completamente seco.

 

                 

La espora se aplica directamente sobre la piel en una pequeña cantidad seguida de una suave fricción para que se reparta uniformemente sobre las zonas a tratar. Se puede aplicar las veces que haga falta en función de la necesidad.

Una vez aplicado el producto es imperceptible y no hace ningún olor. Mientras haya irritaciones los podemos utilizar sin problemas.

 

MÉS INFORMACIÓ

Más información