Manzanas, ¡qué ricas están!

Todos sabemos que la fruta es muy saludable y queremos que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes, así que os invitamos a conocer una fruta de temporada.

Hablaremos de sus características, propiedades y también añadiremos alguna pequeña sugerencia para comérnosla disfrutando de todo su sabor.

Empezaremos con la manzana.

La manzana es una de las frutas que, por su sabor, combina mejor con todo tipo de alimentos, de manera que la podemos comer de formas muy distintas:

  • Cruda: 20-30 minutos antes de comer nos abrirá el apetito y nos ayudará a mejorar la digestión. Si nos la comemos con piel disfrutaremos de todas sus vitaminas.
  • Cocinada: Mejor si nos la tomamos con su zumo, ¡es muy digestiva!
  • Rallada: Ideal para los más pequeños, para empezar a conocer nuevas texturas y familiarizarse con la cuchara. (Podemos añadir un poco de zumo de limón para que no se oxide la manzana y coja el tono marrón que no les gusta a algunos niños…).
  • Al horno: Con todo su sabor y muy digestiva. Si la acompañamos con una bola de helado y canela tendremos unos postres riquísimos.

¿Y por qué todo el mundo dice que la manzana es tan saludable?

Pues porque aporta hidratos de carbono, que provienen básicamente de la fructosa y porque tiene muy poca grasa.

Es una buena fuente de vitamina C, ya que nos puede llegar a cubrir el 30% de las necesidades diarias de un adulto.

Sus fibras solubles nos ayudan durante la digestión y otras substancias como los ácidos orgánicos son los responsables de la amplia gama de propiedades de la manzana: depurativa, laxante, diurética, antidiarreica, antioxidante…

¿Qué clases de manzanas encontramos en el mercado?

Las más habituales son Golden Delicious, la Reineta, Fuji, Royal Gala, Starking… ¡Pero pensad que hay más de 3.000 variedades distintas!

Nuestra sugerencia para preparar en familia:

Ensalada de manzana

Ingredientes:

  • 1 Manzana
  • Lechuga
  • Frutos secos (nueces, pipas, avellanas…)
  • Queso
  • Orégano
  • Aceite y sal

Lavamos y secamos la lechuga.

Cortamos la manzana a trocitos y los repartimos por encima de la lechuga.

Hacemos lo mismo con el queso.

Ponemos un poco de orégano y aliñamos con aceite y sal.

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Más información

Recetas con manzana

Refrán:

An apple a day keep the doctor away