NOS PINTAMOS LA CARA PARA JUGAR

¡Que jueguen a ser lo que ellos quieran ser!

Nos pintamos la cara para jugar.

Nos pintamos la cara para jugar.

Pintamos sus caras con sus personajes de dibujos preferidos, como si fueran un animal, un ser fantástico … No hay barreras cuando tenemos pintura para la cara.

Podemos inventar juegos de rol donde los niños se conviertan en sus personajes preferidos.