¡A mover el esqueleto!

Con un hula hoop los niños trabajarán la psicomotricidad y a la vez el baile.

Con una canción (o sin) cogerán el ritmo y estimularán la capacidad de bailar y mover su cuerpo con la ayuda del hula hoop. Se pone a la altura de la cintura y… ¡A bailar!

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page