APRENDEMOS LAS HORAS

Si hacemos nosotros el reloj… ¡Las horas son más fáciles de aprender!

Aprender cómo funciona un reloj (las horas, los minutos, la aguja grande, la pequeña…) es mucho más divertido y ameno si previamente nuestros hijos e hijas han hecho ellos mismos el reloj.

Poco a poco, mientras avanzamos con la manualidad, iremos descubriendo las diferentes partes que después nos servirán para saber qué hora es.

Cogemos una cartulina y dibujamos una circunferencia, resiguiendo la forma de un elemento redondo (un plato, por ejemplo). Y ya tendremos la esfera del reloj.

Con la cartulina de otro color hacemos 4 perqueñas circunferencias donde escribiremos en medio 4 números: el 3, el 6, el 9 y el 12.

Recortamos estas circunferencias pequeñas y las enganchamos a la grande donde corresponde. Entre cada uno de los números que hemos enganchado marcamos las horas intermedias.

Dibujamos dos flechas, una más grande y otra más pequeña, que nos servirán de aguja grande y aguja pequeña.

  

Marcamos el centro de la circunferencia y clavamos las agujas. Con la chincheta atravesamos las dos agujas por el extremo inferior y después la esfera de nuestro reloj.

Para que nos quede sujeto acabamos clavando la chincheta en un trozo de tapón de corcho que previamente habremos cortado (así la chincheta quedará fija y evitaremos hacernos daño con la punta).

 

MÉS INFORMACIÓ

Más información

¿Qué necesitamos?

  • Cartulina de dos colores diferentes
  • Pegamento
  • Tijeras
  • Algo circular (un plato, por ejemplo)
  • 1 chincheta
  • 1 tapón de corcho
  • Y ya tendremos un reloj donde podemos mover las agujas en función de la hora que sea... ¡Y a practicar!
¿Qué hora es?