¡Dale vueltas y vueltas sin parar!

Necesitaremos un bote de cristal para hacer una bola de nieve. Podemos reciclar cualquiera que tengamos en casa: de mermelada, de conservas, etc. Podemos escoger una medida grande, mediana o pequeña. pensad que si los niños son pequeños tendremos que escoger un bote más pequeño, ya que cuando esté lleno de agua va a pesar más.

Buscamos un juguete que los peques no utilicen demasiado, un juguete roto o alguno divertido… Será entretenido escoger qué juguete ponemos dentro del agua.

bola de nieve

Cuando tengamos todos los utensilios necesarios preparados cogemos el juguete y lo enganchamos en el fondo del bote de cristal. Cuando se haya secado será el momento de poner purpurina, bolitas de colores, estrellitas brillantes, peces pequeños de plástico… ¡Lo que encontremos y más nos guste!

Y después añadimos el agua hasta arriba del todo. Cerramos el bote y ya tenemos nuestra bola de nieve lista para empezar a girarla y ver cómo la purpurina y las estrellitas suben y bajan lentamente…

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Más información

¿Qué necesitamos?

  • Juguetes viejos
  • 1 bote de cristal
  • Pegamento
  • Purpurina
  • Agua

...