¡Carnaval, carnaval!

Las fiestas de Carnaval empiezan un jueves (Jueves Lardero) y acaban el miércoles siguiente (Miércoles de Ceniza): 7 días en los cuales reina la fiesta y la risa, los disfraces y las máscaras llenan de luz y color las calles y la música es la protagonista de bailes, rúas y desfiles…

El origen de la fiesta

Esta fiesta tiene unos orígenes muy lejanos, ya que en tiempos de los griegos y romanos ya se realizaban celebraciones, durante esta época del año, em honor a los dioses.

Pero en nuestra cultura, altamente influenciada por la tradición cristiana, la fiesta de carnaval se define como el periodo justo antes de entrar en la Cuaresma. Por eso, justo antes de iniciar 40 días de abstinencia, sacrificio, represión y ayuno, seguido de Semana Santa, se tenía que celebrarlo con unas fiestas alocadas, desenfrenadas, con todo tipo de excesos y, sobre todo, mucha diversión (haciendo todo lo que se prohibía después…).

1er día de fiesta: EL JUEVES LARDERO

Si tiramos 3 semanas atrás desde la Cuaresma, nos encontramos el “Dijous dels Compares” (día en el que se invitaba a comer a los padrinos). La semana siguiente tenemos el “Dijous de les Comares” (turno para invitar a comer a las madrinas) y, finalmente, la semana siguiente, el Jueves Lardero.

Este es el inicio de las fiestas de Carnaval.

Podríamos decir que es el día de la comida suculenta y grasienta. Este día se tienen que comer huevos, sea como sea, y también cerdo: huevos mezclados con carne de cerdo, huevos con butifarra, butifarra de huevo, tortilla… También es muy típica la Coca de Llardons.

DÍAS DE CARNAVAL:

El viernes normalmente es el día que llega Carnaval.

Su llegada se escenifica: allí donde se esté haciendo esta celebración, aparece Carnaval en forma de muñeco (normalmente de medida real, como un hombre) y se lee el pregón, anunciando la llegada de las fiestas donde “todo está permitido”.

El señor “Carnestoltes” será el rey de las fiestas a partir de ahora y él marcará las normas.

Una vez hecho su discurso, y durante los días siguientes, se harán por todos lados las típicas rúas y desfiles, donde los disfraces son los protagonistas, junto con la música y la percusión.

Normalmente en cada población se hace un desfile de Carnaval y, a lo largo del territorio catalán, podemos enconrtar otro tipo de celebraciones que ilustran perfectamente el carácter irreverente de la fiesta: batallas en las calles (con harina, tomates, huevos, caramelos…), grandes comilonas colectivas en muchos pueblo catalanes, fiestas de baile, danzas… (El Ball de Gitanes, Ball de l’Home…).

Último día de la fiesta: MIÉRCOLES DE CENIZA o el día del entierro de la sardina.

Tanta celebración y libertinaje llevan a su fin al rey “Carnestoltes”. La tradición dice que se le debe hacer un juicio público ante la desesperación de la población.

El veredicto es claro: es culpable y se le debe quemar.

Rúas mortuorias y desfiles fúnebres acompañan al rey a la hoguera que le espera para ser quemado.

Y así termina casi una semana de celebraciones, bailes y disfraces que han servido, sobre todo, para pasárselo muy bien.

¿Cómo saber en qué fecha cae Carnaval?

Como esta fiesta se rige por el calendario lunar, tenemos que buscar la primera luna llena que hay después del equinoccio de la primavera, es decir, el 20 de marzo.

Una vez tengamos esta fecha, sabremos que el domingo siguiente es el Domingo de Pascua, y el domingo anterior corresponde al Domingo de Ramos.

A partir de esta última fecha, tiramos atrás 40 días y llegaremos al primer día de Cuaresma: el Miércoles de Ceniza, que corresponde justo al último día de Carnaval. Y ya lo tenemos: ¡el Jueves anterior empieza la fiesta!