MERMELADA DE ALBARICOQUE

Fruta dulce, confitura dulce

Podemos encontrar albaricoque en las fruterías entre los meses de mayo y septiembre.

Destaca por la cantidad de fibra que contiene y por la aportación de vitamina C y provitamina A, de acción antioxidante.

Es rico en potasio y hierro y también tiene, en menor proporción, magnesio y calcio. Es una fruta muy dulce y con pocas calorías. Aunque si hacemos mermelada las calorías aumentarán…

Preparar la mermelada de albaricoque es muy sencillo y será muy divertido para los pequeños chefs.

Lo primero que haremos es limpiar bien las frutas y después partiremos los albaricoques por la mitad y les sacaremos el hueso.

Ponemos el azúcar y los albaricoques en una olla y lo pondremos a fuego medio durante media hora aproximadamente.

Iremos removiendo de vez en cuando. Cuando veamos que los albaricoques ya están doraditos y blandos, lo pasamos todo por la batidora y lo dejamos enfriar. ¿A que ha sido rapidísimo?

Para que la mermelada no se dañe lo que tenemos que hacer es esterilizarla. ¿Cómo lo haremos? ¡Ya veréis qué fácil!

Cuando la mermelada se haya enfriado la pondremos en potes de vidrio intentando que más o menos todos tengan la misma cantidad.

Los tapamos bien y los ponemos a hervir con agua en una cazuela. El agua tiene que llegar a un dedo de la tapa aproximadamente. Lo hervimos 20 minutos y ya los tendremos esterilizados… Momento en el que tendremos que decorar a nuestro gusto los potes de mermelada.

Tendremos mermelada natural hecha en casa para desayunar, merendar, hacer pasteles, endulzar los yogures… Y sobre todo, ¡para chuparse los dedos?

¿Quieres probar con otras frutas? Aquí tienes una receta para hacer mermelada de moras y mermelada de pera. ¡Riquísimas!

Guardar

Guardar

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Más información

Ingredientes
  • 1 kg. de albaricoques
  • 600 grs. de azúcar

GuardarGuardar