Para desarrollar la creatividad de los niños

Mandala proviene del sánscrito y significa circulo.

Los mandalas son dibujos circulares compuestos por formas geométricas que, combinadas con colores, se utilizan para meditar.

Es una forma divertida, sencilla y muy beneficiosa de aprender a desconectar la mente durante un tiempo, manteniéndonos en el momento presente, lejos de toda tensión.

mandalas

Es importante que sea un trabajo que se haga en un ambiente tranquilo –se puede poner una música suave de fondo– y se puede interrumpir antes de que el niño esté cansado (en función de la edad será más o menos rato).

Los mandalas los pueden hacer ellos mismos, con cualquier material y técnica artística, o bien utilizar plantillas predefinidas o dibujos listos para colorear.

Los niños, gracias a los mandalas, desarrollan su creatividad, mejoran su autoestima y pueden compartir la actividad con un adulto.

A los pequeños les encanta pintar y dibujar, y en este sentido los mandalas, además de resultar una actividad entretenida, también los beneficia, sobretodo sin son niños inquietos.

mandalas y niños

En el terreno terapéutico, el psicólogo Carl Jung investigó los efectos sanadores de los mandalas, comprobando que cuando se pintan, o simplemente se visualizan, nos ayudan a crear una armonía interna.

Guardar

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Más información

¿Qué necesitamos?
  • Mandalas
  • Colores