¡Hacemos música!

Con el cúter haremos un corte en la caja para introducir el palo que nos servirá para coger el Tam-Tam. El palo lo podemos asegurar con celo o con plastilina auto-secante. Debemos vigilar que quede bien asegurado para que no se suelte.

Forramos con papel las dos caras de la caja. Si lo hacemos con diferentes colores, nuestro instrumento será más alegre. Incluso podemos pegar algún dibujo de un personaje que nos guste mucho.

Hacemos un agujero a ambos lados de la caja para poder pasar el hilo con las bolitas, que serán las que harán la música después.

Cogemos un trozo de cordel y pasamos la bolita (debe tener un agujero, puede ser una bolita de un collar).

Al final hacemos un nudo para que la bola no se escape y ponemos el hilo con la bola en el agujero que hemos hecho antes y también la aseguramos con un nudo.

Con celo cerramos bien la caja para que no se nos abra y… ¡A divertirse!

Tam-Tam…Tam-Tam…Tam-Tam…

MÉS INFORMACIÓ

Más información

¿Qué necesitamos?

  • 1 caja de quesitos
  • Papel de colores
  • Cúter
  • Celo
  • Pegamento
  • 1 palo de 20-25cm
  • 2 bolitas
  • Cordel
  • Tijeras

...