MIFFFY, COLECCIÓN DE LIBROS INFANTILES

Descubre los libros de Miffy

Para niños y niñas a partir de 3 años

Les aventures de la Miffy

Miffy en la granja

Miffy ha pasado el d¡a en la granja. Ha visto ocas, gallinas y una suave ovejita llena de lana.

Miffy, colección de libros infantiles

Acompaña a Miffy en su paseo por la granja y descubre qué‚ animales viven en ella.

Un libro lleno de sorpresas para descubrir. A trav‚és del tacto, y gracias a las distintas texturas que aparecen en cada escena, los niños y niñas tendrán que adivinar qué‚ animal se esconde detrás de cada troquel. Solo girando la solapa de cada una de las escenas sabrá  si ha acertado con su respuesta. Un libro interactivo y muy resistente, ideal para manos pequeñas e inquietas.

 



 

La fiesta de Miffy

Hoy es un día especial, porque es el cumpleaños de Miffy.

Miffy, colección de libros infantiles

Para celebrarlo, ella se pone su vestido nuevo.

Algunos de los mejores regalos que recibe son poder pasar un buen rato jugando con sus amigos/as y la caja de pinturas que tanto deseó cuando visitó el museo.

Por la tarde los abuelos se quedan a cenar y le regalan un osito de peluche. El día termina con todo lo que había soñado y la emoción que siente es infinita.

 




La Miffy y la Melanie

Miffy tiene una amiga llamada Melanie y vive muy lejos. Se escriben cartas a menudo, aunque todavía no han podido pasar tiempo juntas. Pero un día, ¡qué alegría!, Melanie viaja en avión para visitar a Miffy. Ambas amigas están contentas de poder verse por fin y compartir unos días para jugar y disfrutar.

Los abuelos de Miffy

A Miffy le gusta mucho ir a ver a los abuelos. Le enseñan a utilizar las herramientas, el abuelo le construye un patinete y ella misma tricota para hacerle un chal precioso a su abuela. Cuando es la hora de merendar comen unas galletas caseras deliciosas. ¡Qué bien se lo pasan siempre!

El jardín de Miffy

El padre de Miffy le propone que creen su primer jardín juntos. ¡Qué ilusión! Miffy aprende a preparar y cuidar la tierra para poder sembrar semillas de zanahoria. Las ve crecer despacio. Cuando están a punto, se ilusiona cuando las recolecta y observa cómo las preparan para la cena. Además, ¡están para chuparse los dedos!

 

 

Escrito por: Claudia

Periodista especialista en oci infantil i familiar amb més de 30 anys d'experiència en mitjans.