MERMELADA DE MORAS

¡Vamos al bosque a recoger moras!

Hacemos mermelada de moras con los niños.

Quizá la parte más divertida de esta receta es cuando tenemos que ir a buscar las moras al bosque.

Es un trabajo muy entretenido. No os hagáis daño cuando cojáis las moras e id llenando la cesta.

Preparación

Limpiad muy bien las moras con agua.

melmelada de móres- recepta fàcil epr fer amb nens

Una vez limpias y escurridas, ponedlas en una cazuela.

Con el fuego bien alto, cubrid las moras removiendo constantemente para que vaya saliendo el jugo, hasta que se vuelva todo de un color rojizo. Las moras tienen que ir deshaciendose. Si queréis ir más rápido podéis triturar las moras con una trituradora.

Añadid el azúcar, el jugo de limón, la piel del limón (que previamente hemos rayado) y un vaso de agua, y removedlo todo a fuego muy lento durante unos 20 minutos.

Cuando tengáis la mermelada hecha, ya podréis llenar los botes (que los habremos esterilizado antes haciéndolos hervir al baño María) de 2 maneras:

– Con la mermelada caliente, llenad los botes hasta arriba del todo y tapadlos. Dejadlos del revés hasta que se enfríe la mermelada y entonces ya se podrán guardar en la nevera.

melmelada de móres
Dejad enfriar la mermelada. Una vez fría, llenad los tarros de cristal hasta arriba del todo, para que no quede aire en su interior. Tapadlos bien y los ponéis a hervir al baño María durante 5 minutos. Una vez fríos, ya se pueden guardar en la nevera.
T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Postres fáciles para hacer con niños

Más información

Ingredientes
  • 1 Kg de moras negras
  • 750 g de azúcar
  • 1 vaso de agua
  • 1 limón (el zumo y la piel)
Presentación
  • Para que el frasco de mermelada nos quede más bonito y artesano, enganchamos una etiqueta (podemos poner, a parte del nombre de la mermelada, el día que lo hemos hecho o de donde son las moras)
  • Lo que queda muy bien es poner un trozo de tela en la parte superior del bote, atada con un lazo.