VENTANAS DULCES

¡Hacemos un juego de las ausencias!

Si tenemos que irnos de viaje por trabajo o por placer y dejamos a los niños en casa les podemos organizar un juego dulce y divertido para que nuestra ausencia sea más llevadera y divertida.

Cada día que pase tendrán que abrir una ventana y… ¡Sorpresa! Habrá un premio de dulces. Al final de las ventanas, un dibujo indicará que el padre o la madre ya vuelven. También lo podemos hacer cuando un hermano esté de campamentos o tenemos un familiar en el hospital.

En una cartulina dibujamos unos cuadros en forma de ventana que después cortaremos con un cúter.

¡Cuánto más participen ellos al hacer la manualidad, mejor!

Por eso es importante que sean ellos los que marquen las ventanas y pinten los dibujos que quieran.

Y si son suficientemente grandes pueden recortar las ventanas. Cuando lo tengamos todo preparado llenamos las bolsas con gominolas y chuches y las grapamos por la parte de detrás de la cartulina.

Se trata de contar los días que faltan para que ocurra algo importante para ellos.

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Más información

¿Qué necesitamos?

  • 1 cartulina
  • Bolsas de plástico
  • 1 cúter
  • Muchas gominolas y chuches

...

 ...