RECETA DE LA MOUSSAKA

Moussaka, ¡la mejor receta griega para los niños!

La moussaka es como una especie de mezcla perfecta de la cocina italiana y griega, porque aunque es una receta tradicional de Grecia los niños se la comen muy bien creyendo que es una lasaña.


PUBLICIDAD



Sin embargo, el sabor es muy diferente ¡pero igual de bueno! Y es otra manera de que los niños coman hortalizas.

moussaka

 

Ingredientes para hacer la moussaka

La receta original de la moussaka se hace con carne de cordero, pero si para tu hijo o hija tiene un sabor fuerte o no le gusta, también se puede hacer con carne de ternera picada. Para hacer la moussaka necesitamos:

  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • Medio kg de carne de ternera picada (o cordero)
  • 1 kg de berenjenas
  • Medio litro de aceite de oliva virgen extra
  • 2 tomates grandes
  • Un poco de menta fresca
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Un poco de perejil fresco
  • Un poco de vino blanco
  • Un trozo de queso feta
  • Medio litro de bechamel
  • 3 cucharaditas de queso rallado
  • Sal y pimienta al gusto

Otra opción es hacer la bechamel de manera casera. Para hacerla, simplemente ponemos mantequilla y harina en una olla y mezclamos bien. Vamos añadiendo la leche poco a poco y sin que se formen grumos. Por último, añadimos nuez moscada y sal al gusto.

 

Cómo hacer la Moussaka

Empezamos por las berenjenas, las cortamos en trozos de unos 6 u 8 mm de grosor, las metemos en una bandeja con sal y las dejamos un rato para que pierdan la amargura. Después las pasamos por agua y las secamos bien. Una vez estén sin agua freímos los trozos hasta que queden dorados.

Escaldamos los tomates, quitamos la piel y los picamos en trozos grandes. Cogemos también las cebollas y los ajos y los picamos en trocitos finos. Por otra parte, salpimentamos la carne al gusto.

Añadimos la cebolla y los ajos picados en una sartén y cuando estén un poco dorados añadimos también la carne. Añadimos la menta, la canela y el perejil y lo dejamos todo junto unos 5 minutos sin dejar de remover. Después vertemos los tomates y un poco de vino blanco. Lo dejamos todo a fuego medio durante unos 15 minutos hasta que quede una salsa.

Ahora toca montar la moussaka. Primero vertemos un poco de aceite en la bandeja, para que no se quede nada pegado ni se queme. Después metemos una primera capa de berenjenas, otra de la mezcla de carne y otra de bechamel. Repetimos estas capas hasta tener una moussaka de dos pisos. Por último, añadimos mucha bechamel con queso por encima con el trozo de queso feta para decorar.

Metemos la bandeja en el horno a 180º C con el fuego de abajo, de arriba y con aire durante 20 minutos. Los otros 5 minutos con el fuego de arriba para gratinar. ¡Y buen provecho!

 

➡  Mira cómo hacer ratatouille AQUÍ


PUBLICIDAD