CÓMO PREPARAR EL PASTEL DE MANZANA Y CANELA

Pastel de manzana y canela al estilo americano

Hay infinidad de variaciones para hacer un pastel de manzana y canela, pero hoy os enseñamos a hacer el pastel de estilo americano. ¡Sí, sí! Esos con formas cuadradas por encima que vemos en las películas, siempre enfriándose bajo una ventana. Pues bien, su secreto no está tanto en las manzanas, sino en la manera de hacerse, y es muy fácil y bueno para los más pequeños. Va, ¡que empezamos!

PASTEL DE MANZANA Y CANELA

 

 

Ingredientes

Aunque podemos utilizar cualquier tipo de manzana, si realmente queremos probar el estilo americano, lo mejor es comprar las manzanas Granny Smith.

Necesitaremos:

  • 7 o 8 manzanas Granny Smith (o de la variedad que más nos guste)
  • 2 láminas de masa quebrada
  • 100 gr de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina
  • 60 ml de agua
  • 100 gr de azúcar
  • 110 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

PUBLICIDAD



 

Cómo hacer el pastel de manzana y canela

Comenzamos con las manzanas, que tenemos que pelar y cortar en trocitos pequeños, mejor si es en forma de rodajas finas. Después deshacemos la mantequilla en una cazuela y cuando empiece a chisporrotear añadimos la harina y mezclamos todo bien hasta que quede una especie de pasta. En este momento añadimos el agua, los dos tipos de azúcares, la canela, la vainilla y la nuez moscada y mezclamos. Una vez toda esta mezcla hierva, bajamos el fuego y lo dejamos 1 minuto más.

Lo retiramos del fuego y es el momento de incorporar las manzanas cortadas. Con las manzanas dentro, lo mezclamos todo hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.

Tomamos un molde redondo apto para el horno, lo untamos con un poco de mantequilla y luego colocamos una lámina de masa quebrada, cubriendo el molde tanto por el fondo como por los lados y cortando el sobrante de la masa. Dentro de la masa quebrada vertemos la mezcla de la manzana con el resto de los ingredientes.

Cogemos la otra lámina de masa quebrada y la cortamos en tiras de unos 4 cm de grosor. Después las vamos colocando por encima de la mezcla hecha con la manzana y unimos cada tira con los extremos de los lados de la masa quebrada que cubre el molde. Tenemos que ir añadiendo las tiras una a una, formando el dibujo de cuadraditos que se ve en la foto.

Una vez esté listo, cubrimos el pastel de manzana y canela con una hoja de papel de aluminio y lo ponemos en el horno a 220 ºC durante unos 10-15 minutos. Después cambiamos la temperatura a 180 ºC y lo dejamos 50 minutos más. Una recomendación: retiramos la hoja de aluminio unos 10 minutos antes de sacarlo del horno para que quede un poco dorado.

 

¿Un poco de helado?

Si además añadimos un poco de helado por encima, mejor si es de vainilla, ¡el pastel de manzana y canela quedará buenísimo! La mejor combinación para un postre perfecto. ¡Buen provecho, chefs!

 

➡  Mira la receta de la tarta tatin AQUÍ


PUBLICIDAD