El relleno a vuestro gusto

Podéis rellenar vosotros mismos el pollo o comprarlo ya relleno en la carnicería. En este caso hemos rellenado el pollo con jamón dulce y queso (¡mucho queso!), pero también podéis ponerle piña, bacon y nueces, por ejemplo.

Es importante que la salsa sea suave y que no domine sobre el relleno del pollo. Desde Sortir amb nens os proponemos que hagáis un sofrito con cebolla, tomate, zanahoria y zumo de naranja. También podéis añadir un poco de cognac.

Cuando esté el sofrito hecho lo trituráis todo y le añadís el zumo de naranja. Esta será la salsa que acompañará el pollo relleno. Una opción que hace aún más melosa la salsa es añadirle una manzana.

Poned aceite en una paella y freíd el pollo. Es importante que lo vayáis girando para que quede bien cocinado.

Cuando el pollo esté frío lo podéis presentar a los comensales entero o en cortes de un centímetro y lo acompañáis con la salsa que ya tenéis hecha.

Este es un plato que se puede servir frío y caliente.Guardar

MÉS INFORMACIÓ

Pollo relleno

Ingredientes

  • Pollo relleno
  • Cebolla
  • Tomate
  • Zanahoria
  • Zumo de naranja
  • Cognac