HELADOS PEQUEÑOS DE YOGUR

De fresa, plátano, natural… ¡Lo que más nos apetezca!

¿Qué hacer cuanto tenemos yogures en la nevera que están a punto de caducar? Una manera de conservarlos y, de paso, hacer felices a los peques de casa, es hacer helados.

¡Es muy fácil y rápido!

Preparación

Cogemos los moldes que tengamos para hacer cubitos.

Llenamos los espacios de los cubitos con el yogur que queramos y seguidamente ponemos la cubitera en el congelador.

Cogemos las pajitas de beber y las cortamos a trozos pequeños.

Al cabo de un rato, cuando el yogur empiece a endurecerse (pero aún esté blando) clavamos una pajita dentro de cada uno de los cubitos de yogur.

¡Sobre todo que nos queden clavados en el centro, que después serán el palo de nuestro helado!

Volvemos a poner la cubitera en el congelador hasta que el yogur esté congelado completamente.

El penúltimo paso es sacar los pequeños helados del molde.

Y el último… Comernos estos pequeños y deliciosos helados que hemos hecho en un santiamén.

T'HA AGRADAT? COMPARTEIX 😉Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

MÉS INFORMACIÓ

Más información

Ingredientes
  • Yogures
  • Pajitas de beber (que se utilizarán como palos de helado)
  • Molde para hacer cubitos