CÓMO SE PREPARA LA SOPA DE CEBOLLA

Hacemos una buena sopa de cebolla francesa

¡Una receta no tan conocida, muy fácil de hacer y perfecta para una cena buenísima! La sopa de cebolla se puede hacer de muchas maneras, con huevo, por ejemplo, pero aquí explicaremos la receta de la sopa de cebolla francesa. Está hecha con queso fundido, es ideal para que los niños coman sano y, además, no pica. ¡Poneos el delantal pequeños chefs, que empezamos!

sopa de cebolla

 

Ingredientes de la sopa de cebolla

La receta de la sopa de cebolla la podemos hacer en cualquier momento. Para cocinarla necesitamos:

  • 500 gr de cebolla blanca
  • 70 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 100 ml de vino blanco
  • 2 l de agua o caldo de carne
  • 2 rebanadas de pan casero
  • 100 g de queso gruyère rallado
  • Tomillo y laurel
  • Sal, pimienta blanca y nuez moscada al gusto

PUBLICIDAD



 

¡Preparamos la sopa de cebolla!

Empezamos cortando la cebolla en rodajas finas. Ponemos la mantequilla en una olla y cuando esté deshecha y salgan burbujas añadimos los trozos de cebolla y mezclamos bien. Vamos removiendo  a fuego lento para que no se pegue. También podemos añadir un poco de agua si vemos que se engancha.

Sofreímos la cebolla hasta que esté bien caramelizada, aunque esto puede tardar un poco. En ese momento añadimos la harina y dejamos que se tueste para después añadir también el vino blanco. Lo mezclamos todo bien mezclado.

Añadimos el resto de los ingredientes en la olla con la cebolla y lo dejamos a fuego bajo durante unos 45 minutos aproximadamente. Importante: la sopa tiene que quedar con un color parecido al caramelo.

Cuando esté lista, servimos la sopa de cebolla en cuencos aptos para el horno y encima de cada ración añadimos las rebanadas de pan tostado y el queso rallado. Lo metemos en el horno para gratinar el queso y ya podemos servir la sopa.

 

Mira la receta de la escudella y carn d’olla AQUÍ